"Ya hemos visto demasiados casos escabrosos como el de Marta del Castillo"