Una detención narrada en directo en Twitter