Los Emojis, la nueva clave para resolver casos judiciales