Un 14% de las empresas españolas vendió y un 22% compró a través del comercio electrónico en 2011