La explosión solar permitirá ver la aurora boreal