El fugitivo del Facebook ya tiene 42.000 fans