Un hombre en estado vegetativo durante 12 años logra comunicarse con los médicos