Así impactó el abandono de las armas de ETA en las redes sociales