La impresora 3D, el nuevo aliado de los avances en medicina