La ESA informa de que en Marte hay fallas y no un lago, como se creía