Las inversiones de las operadoras cayeron más de un 17 por ciento en 2009