Una joven con parálisis cerebral consigue tocar el arpa con la mirada