El 2010, junto con 2005, los años más calurosos de la Tierra desde 1880