Las casadas responden mejor al cáncer de mama