Operadores británicos y japoneses también vetan a un Huawei casi sin chips