El ordenador Apple I vendido por cerca de 300.000 euros