El oro, entre los metales clave para la industria farmacéutica