Los tres principales ejecutivos de Telefónica cobraron 14,9 millones de euros en 2010