Científicos españoles inventan una resina que se autorrepara