El sector tecnológico mantuvo su facturación en 2010 con 88.211 millones