El tablet de Apple podría retrasarse seis meses