La telefonía móvil española recuerda que cumple "escrupulosamente" los límites de seguridad