El telescopio Kepler capta imágenes de la zona donde la NASA buscará planetas como la Tierra