No estás a la última si no tienes un Apple