Un total de 1.126 personas fallecen en las carreteras en 2015, seis menos que en 2014