La policía libera a cinco víctimas de trata y desarticula la red criminal que las explotaba sexualmente