El primer trimestre y la Semana Santa confirman la recuperación del turismo