El turismo, el motor de los pueblos costeros: "En invierno son un desierto y en verano..."