Una turista japonesa se pierde en Nepal y sobrevive dos semanas comiendo hierba