"No vamos a cambiar nuestro juego"