Absueltos tras apedrear a los bomberos que llegaron tarde a un incendio en el que murió una familia