¿Son viables las promesas de Trump?