Ayuda como una buena samaritana... ¡y le roban sin darse cuenta en el autobús!