Intentan cantar tras comerse el pimiento más picante del mundo