Tunea un cochecito de la 'Barbie' con un motor real y casi se despeña por un acantilado