Pura vocación: Un agente, empapado, regula el tráfico bajo una tromba de agua