La amistad entre un perro y un gato es posible: estos dos cachorros se abrazan en el sofá