La historia de Enoch: No tenía para comprar pintura y triunfa pintando con café