El bondadoso gesto de un niño con una anciana que no debería extrañarnos