Un buzo experimentado acaricia a un tiburón limón de tres metros durante varios minutos en Bahamas