La feliz historia de un cabritillo: unos niños le rescataron y, buscando un dueño, encontraron a su mamá