Imagen surrealista: un cactus empotrado en el parabrisas de un coche