Un juez se conmueve con la historia de un anciano de 96 años, acusado de exceso de velocidad