La graciosa danza de un niño de 2 años disfrazado como un líder espiritual indígena