Uno de los presentadores británicos más populares sale del armario en directo