Harto de esperar a los artificieros, se salta el cordón policial y vacía la mochila sospechosa