Siete tiburones siembran el pánico junto a la orilla de una playa de Florida