Asensio define a la perfección un contraataque perfecto para empatar (2-2)