Reverte, a Anna: “Tú eliges, vivir conmigo o morir con él”