Las hermanas Collado, ricas en apuros